Así avanza la modernización de las plazas de mercado en Antioquia

El proyecto Plazas de Mercado de Nueva Generación, en marcha desde febrero de 2022, busca transformar estos espacios, no solo en infraestructura, sino como centros de comercio, emprendimiento, encuentros comunitarios y turismo.

Las plazas de mercado son emblemáticas dentro de la cultura antioqueña: son espacios donde converge gran parte de la economía de los municipios y en los que también es posible conocer las costumbres y tradiciones de la comunidad.  

Están ubicadas mayoritariamente en zonas rurales y tienen en promedio unos 50 y 60 años. Es decir, la gran mayoría, desde su creación, nunca han sido intervenidas más allá de los arreglos que gestionaron los mismos comerciantes.  

Reconociendo la importancia que estas plazas tienen para las economías primarias, desde la Gobernación de Antioquia se creó el concepto de ‘Plazas de Mercado de Nueva Generación’ (incluido en el Plan de Desarrollo Unidos que va hasta 2023), un proyecto estratégico que abarca una intervención a nivel macro de estos centros de acopio.  

“Este proyecto es estratégico porque no solo interviene la Secretaría de Productividad, también participan los sectores de agricultura, infraestructura y turismo”, explica Daniela Trejos, secretaria de Productividad de la Gobernación de Antioquia. 

Según cuenta Trejos, en muchos lugares del país los comerciantes llegan a las zonas de las plazas a dejar sus productos que, posteriormente, son repartidos a los consumidores o comprados, una vez más, para su reventa. Sin embargo, lo que ocurre en Antioquia es distinto pues, gracias a los estudios previos, es evidente que cada plaza tiene sus propias particularidades dependiendo de la vocación del municipio, los productos que allí se cultiven e incluso la manera como la población entiende estos espacios.  

“En Antioquia tenemos 125 municipios, todos muy dispersos. Muchos de ellos viven de lo que producen: no hay flujo comercial debido a la lejanía y la dificultad en el transporte. Nuestra intención es intervenirlos para impulsar el comercio y visibilizar los productos de cada municipio”, comenta Trejos.

Infraestructura digna

Intervención de la Plaza de Mercado de La Ceja, Antioquia. / FOTO: cortesía entrevistado.

En La Ceja, por ejemplo, el alcalde Nelson Carmona explica que el municipio decidió adentrarse a esta experiencia de modernización luego de postularse a una convocatoria de la Gobernación a la que se presentaron 45 plazas. “Hasta el momento han sido seleccionado seis plazas de mercado y La Ceja es la que más adelantada está”, explica Carmona.  

La Ceja, junto a la plaza de mercado de Turbo y la de San Vicente, son las tres que ya comenzaron a ser intervenidas por parte de la Gobernación. Para Daniela Trejos, esta modernización traerá múltiples beneficios tanto para los comerciantes como para los consumidores.  

Los beneficios a los comerciantes, por ejemplo, no solo se centran en la adecuación de una infraestructura digna, es decir, que incorpore nuevas tecnologías y herramientas de trabajo como congeladores y despensas. Desde la Gobernación también trabajan para conseguir lo que Trejos llama “escalar capacidades”: que los comerciantes puedan capacitarse en el manejo de los productos y en las nuevas dinámicas del mercado.  

“El 80 % de los productos que se comercializan en las plazas son del sector primario; no tienen ninguna transformación”, explica Trejos. “Nosotros estamos convencidos de que para volver más competitivo los territorios, los productos deben ser transformados. El campesino debe aprender a darle ese valor agregado. Dejar de comercializar solo la mora como producto final y empezar a hacer mermelada”.  

Para ello, la Gobernación tiene planteados, desde junio del presente año, una serie de proyectos de la mano con el SENA, entidad que cuenta con unos laboratorios y cocinas rodantes en los que primero se revisan cuáles son los productos primarios de los municipios para posteriormente hacer la transformación.

Modernización y vida nocturna

Intervención en la Plaza de Mercado de La Ceja, Antioquia. / FOTO: cortesía entrevistado.

Desde la administración de La Ceja, Nelson Carmona y su equipo también han venido adelantando planes para las nuevas dinámicas de su plaza de mercado una vez sea entregada, según se plantea, en un plazo de ocho a 13 meses. 

“Normalmente estas plazas cerraban a las 4:00 p. m. La idea es que con esta modernización se aproveche la jornada nocturna y podamos manejar un horario extendido hasta las 12:00 a. m.; pues, además de los locales de los comerciantes, también se abrirán gastrobares y restaurantes”, cuenta Carmona.  

La secretaria de Productividad de Antioquia explica que la vocación primaria o secundaria de muchas plazas de mercado es el turismo, debido a que muchos municipios en sí mismo son destinos muy apetecidos, que es lo que pasa con La Ceja. Allí, dos de sus atractivos turísticos más reconocidos son los cultivos de flores y el Salto del Buey.  

Sobre la reubicación de los comerciantes, el alcalde Carmona menciona que, en una encuesta aplicada en la plaza, la gran mayoría de las personas estuvieron de acuerdo con la intervención y solicitaron que, mientras finalizaba el proyecto, fuesen alojados cerca de las mismas para no perder ventas. Ante ello, la Alcaldía decidió abrir un campamento que, a su vez, es aprovechado para crear jornadas culturales y atraer la atención de esas personas que “le tienen aprecio a la plaza porque es patrimonio del municipio, pero han dejado de visitarla por es un espacio arcaico”.   

Previous
Next

No queremos acabar con la tradición, sino adaptarla a las dinámicas actuales del mercado; entregarles un modelo de negocio más organizado que permita su perdurabilidad en el tiempo”, explica Trejos. La funcionaria resalta que el proyecto ha sido tan bien recibido que incluso actores privados han manifestado su interés por entrar a trabajar el tema de bancarización en las plazas. 

Estos espacios, como comentan desde la Secretaría de Productividad, son importantes para la seguridad alimentaria y la productividad de los municipios. De acuerdo con Trejos, “los comerciantes han entendido que el tiempo que van a estar por fuera es para mejorar, para tener un espacio de trabajo mejor”. 

Todas estas iniciativas hacen parte de la preparación de Antioquia para los próximos 20 años. La Agenda Antioquia 2040 es un documento que, con cinco pilares y un banco de proyectos, buscará ser la hoja de ruta del desarrollo del departamento para las siguientes décadas. La modernización de las plazas de mercado no solo hace parte de la Agenda, sino que también está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.