Cuatro consejos para evitar comprar productos de contrabando durante la Feria de Cali

A través de estas cuatro recomendaciones del Grupo Operativo Anticontrabando, usted podrá evitar comprar y consumir cigarrillos y licores de contrabando durante la Feria de Cali, que tendrá lugar en la capital del Valle del Cauca del 25 al 30 de diciembre.

‘Oiga, mire, vea’ son las tres acciones que todo visitante a la Feria de Cali deberá tener presentes a la hora de comprar productos durante los eventos de celebración de esta emblemática fiesta que se tomará las calles de la ciudad durante 5 días. 

El Grupo Operativo Anticontrabando de la Unidad de Rentas de la Gobernación del Valle del Cauca, desplegará operativos de control y fiscalización de cigarrillos y licor, con la intención de prevenir la comercialización de estos productos que suelen ser altamente contrabandeados y que ponen en riesgo la vida y la salud de los asistentes a la Feria, además de afectar las rentas departamentales destinadas a inversión en educación, salud y deporte.

Ney Hernando Muñoz, gerente de rentas de la Gobernación, invitó a los vallecaucanos y turistas a analizar la procedencia de ambos productos antes de comprarlos, llamado al cual se sumó el Programa Anticontrabando de la Federación Nacional de Departamentos, que se encarga de combatir el delito de adulteración y contrabando de licores y cigarrillos en los 32 departamentos de Colombia.

Precisamente, el Grupo Operativo Anticontrabando lanzó estos cuatro consejos fáciles y rápidos que le evitarán comprar productos adulterados:

1. Al momento de comprar cajetillas de cigarrillos, es importante que se verifique que el empaque tenga frases de advertencia en idioma español y pictogramas que ocupen el 30% de las dos caras principales.

2. Los cigarrillos legales jamás tienen fecha de vencimiento.

3. Para el caso de los licores, se debe revisar que la tapa y la botella estén en óptimas condiciones. La tapa debe tener la estampilla sin ningún tipo de alteración. Las etiquetas, por su parte, no deben ser impresas ni estar superpuestas, y deben contener información como: datos del fabricante, grados de alcohol y el contenido neto del producto

4. Se recomienda comprar cigarrillos y licores en sitios autorizados, desconfiar de los descuentos llamativos y las compras por internet en sitios desconocidos, pues muchos de los productos ilegales se camuflan en estas nuevas modalidades de venta.

Los asistentes a la Feria de Cali también podrán acudir a la línea telefónica 159 Anticontrabando y, además, descargar la aplicación Syctrace para dejar sus denuncias. /FOTO: cortesía Federación Nacional de Departamentos.

A esos cuatro consejos, vale la pena sumar las herramientas tecnológicas al servicio de los ciudadanos, como por ejemplo la línea telefónica 159 Anticontrabando y, además, la aplicación Syctrace para móviles, disponible para que tanto compradores como vendedores puedan escanear el código QR de la estampilla adherida a la tapa y cuello de la botella que les permitirá identificar la legalidad y procedencia del licor.

Desde la Federación Nacional de Departamentos explican que, si la aplicación detecta que el producto es ilegal, le dará la opción al ciudadano de denunciar, alerta que será recibida por el Grupo Operativo el cual, posteriormente, se encargará de realizar la visita de inspección en el establecimiento señalado.

Por otro lado, las personas podrán identificar a los funcionarios de la Unidad de Rentas por el chaleco y gorra de color azul oscuro que portarán en los 10 eventos de la programación de la 65 Feria de Cali en los que tendrá presencia. En ellos, realizarán visitas de control e inspección tributaria de licores y cigarrillos en los puntos de venta. Adicional, entregarán souvenirs y mensajes alusivos a la compra legal de licores y cigarrillos en el Valle mediante la campaña #vallesincontrabando.

El Programa Anticontrabando de la Federación Nacional de Departamentos reitera que el contrabando afecta la salud de la comunidad, pues representa riesgos en la visión y puede desencadenar otras enfermedades.

Además de ser un delito que afecta las rentas departamentales, quien comercialice cigarrillos y/o licores de contrabando, se expone al decomiso de la mercancía ilegal; al cierre del establecimiento hasta por 120 días; a la cancelación o suspensión de licencias, concesiones, autorizaciones o registros; a multas económicas e, incluso, a la privación de la libertad.